SOTOCORO :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

Tiene una reconstrucción de una cubierta tradicional el cual en mucho de los templos de esa época eran construidos de esta forma, pero con los años se fue sustituyendo por cubiertas de bóveda o lámina.

Todo este espacio estaba abierto. Se reconstruyó la cubierta en base a los ejemplos que existen como el de Capulalpam y la forma en la que se trazó y diseñó fue en base a los tratados de arquitectura uno de ellos es el de López de Arenas y es un ejemplar que existe en la Biblioteca Burgoa. En ese tratado se especifica como debe ser la inclinación, de que medida y cómo debe ser ensamblado. Lo más interesante es que no se utiliza ningún tipo de metal, ni clavos para sostenerlos basta con el ensamble natural que tiene.

Sobre el óculo el hotel había construido una cisterna  para abastecerse de agua. En este espacio habría un barandal de madera con vista hacia la nave del templo. Actualmente en este espacio se ubica una extensión de la BS Biblioteca Infantil de Oaxaca.

SALÓN DE DEBATES :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

Esta tercera puerta perteneció al Instituto de Ciencias y Artes y fue el último que la Fundación compró a la Lic. Yescas. Este espacio era clave para pasar del claustro a los otros salones que ya se habían adquirido. Esta sala es muy importante por que conserva mucho de su originalidad. Se encontraron como veinte capas de pintura sobre el frontón que se iban aplicando según el uso y sus dueños. Las letras que se encontraron “Salón de debates”  perteneció al Inst. de Ciencias y Artes.

En este solo espacio tenemos pinturas de tres épocas: una pintura reciente como del siglo XX, otra del siglo XIX  que fue parte del Instituto y otra del siglo XVII (el guardapolvo del convento).

CELDAS :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

Sobrevivieron solamente dos. Cada una con su respectiva puerta y ventana. No se encontraron elementos de cómo fue distribuido pero si hay una seguridad que eran dos celdas por que este espacio no pudo haber tenido dos puertas y dos ventanas. Imaginamos que fue dividida por un muro y así cada celda con su ventana y puerta.

El techo es de bóveda rebajada o bóvedas catalanas son con vigas de riel y ladrillo como ya se utiliza el fierro ya no se habla de una construcción antigua sino mas bien del siglo XX. Este modelo fue adaptado por todo el hotel se tomó la decisión de sustituirlo solo en los corredores con su viga de pino para dar la imagen de cómo originalmente fue.

En los espacios interiores para no utilizar tanta madera por cuestiones ecológicas, se decidió conservar la bóveda rebajada, solo se les dio mantenimiento.

SALA PROFUNDIS :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

El muro a la derecha es un “tapón” de adobe que se realizó cuando se fraccionó el inmueble, pertenecía a la casa del señor Félix Morales  el aplanado es el original y se encontraron dos tipos de pintura el guardapolvo rojo característico del convento  y otra pintura poco más contemporánea de la época. En el piso lo que se ve son los cimientos del convento del siglo XVI, también muros del convento del XVI. Hasta donde está la puerta era el limite del convento, el piso de ladrillo es el original lo demás son reconstrucciones. Los muros son de laja, el pasillo es la circulación es el que lleva al patio de circulación similar al que esta en el Museo Textil y se compartía entre los dominicos y las casas construidas  y a la vez servía como división natural entre el convento y las casas.

CONTINUACIÓN DE LA SALA CAPITULAR :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

Este espacio era una estética y estaba acondicionado como tal, el otro cuarto era la bodega y baño de la estética. Los niveles de piso estaban bastante alterados, este tipo de muros de piedra siempre tienen ciertos problemas de humedad, tienen la capacidad de absorber. La manera del dueño de atacar el problema era poner piso sobre piso, pero eso provocaba que la humedad se fuera cada vez más para arriba.

La diferencia en el aplanado de los muros  de aquí y los del claustro es que dentro de este salón se conserva el aplanado original y al retirar los rellenos de piso se encontró la pintura sobre la pared y que es típica en los conventos. En todas las excavaciones que se hicieron siempre estuvieron presentes los arqueólogos  en el patio de Domina se encontró un entierro doble y por la cerámica que se apareció ahí también se pudo realmente afirmar que se trataba de una existencia de este espacio en la época formativa.

SALA CAPITULAR :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

Siempre del lado poniente del claustro existía un salón donde se realizaban las reuniones capitulares, reuniones principales de los dominicos donde se tomaban decisiones importantes. La construcción cuenta con una bóveda de cañón corrido, una bóveda de medio punto. Durante las excavaciones de pozo de sondeo para definir el tipo de material y cimientos del convento original se encontró lo que inicialmente se creyó un piso de río al fondo. finalmente lo que se pensaba que era un piso resultó ser una cimentación de alguna casa o un palacio. La excavación siguió y se encontraron alrededor de tres o cuatro piezas completas como colocadas en situ. Según el arqueólogo era una ofrenda de  materiales orgánicos: tabaco, algún animal o sangre de animal , no tenia oro ni nada parecido por que en esa época lo mas valioso era la cerámica. Después de un detallado estudio de esas piezas el resultado fue que tenían una gran similitud con la catalogación de Monte Albán con el libro de Alfonso Caso, él cataloga esa piezas de 100 a 500 años antes de Cristo. Entre esas piezas y los muros datamos que son de 500 años a.C. por las características del material es un asentamiento Zapoteca, una época muy formativa de la ciudad de Oaxaca. Se decidió dejar esta parte expuesta por su valor simbólico.

EL ESPEJO DE AGUA :: HISTORIA DE NUESTROS RINCONES

La fuente original que se ubicaba en el claustro no se encontró. En el 2006 había una fuente, pero ya era de manufactura reciente. Se desmontó y en las excavaciones arqueológicas se encontró el cimiento de la fuente original, una salida de agua en una pieza de cantera con su hoyo con esto se comprobó que si había una fuente.

Las excavaciones que se llevaron a cabo revelaron que había un tubo en la esquina nororiente que cruzaba en diagonal el patio y se dirigía al lado sur-poniente, todas la tuberías que se encontraron venían en esa dirección  y con esa pendiente, seguramente una de esas alimentaba a la fuente que se encontraba aquí.

Como solamente se encontró el cimiento y una de las premisas de la restauración es no inventar o recrear algo de lo que no se tienen datos se decidió hacer la marca del espacio dónde estuvo la fuente. El diseño es del arquitecto Mauricio Rocha y es de piedra de obsidiana que se mandó hacer en Pachuca, la obsidiana fue un material prehispánico muy utilizado.